Publicado: 24 de Enero de 2018

Uno de nuestros tesoros es la calçotada. Si no lo has probado nunca, no dejes escapar la oportunidad de apuntarte a esta deliciosa y divertida tradición catalana. Cebolla al fuego, una vez cocidas, tirar la parte sobrante, untar en la salsa romesco, inclinar la cabeza hacia a atras y todo para dentro. No podrás parar de comer calçots y repetirás cada año. Con un buen vino D.O Empordà es incomparable. Encuentra los mejores calçots del mundo en nuestra web la botiga de fortià, te los traemos a casa.